La píldora y sus tipos

La píldora anticonceptiva o, simplemente, "la píldora", se considera uno de los métodos anticonceptivos hormonales más efectivos para la protección contra embarazos no deseados. La fiabilidad se mide con el Índice de Pearl, que consiste en contar el número de embarazos por cada 100 mujeres que utilizan un determinado método anticonceptivo durante un año. Si no se emplean anticonceptivos, el Índice de Pearl es de alrededor de 80, es decir, que de cada 100 mujeres 80 se quedan embarazadas. En el caso de la píldora combinada, el Índice de Pearl es de entre 0,1 y 1,0 (frente a un índice de entre 2 y 12 en el caso de los preservativos). En principio, la píldora es adecuada para todas las mujeres en edad fértil, desde la adolescencia hasta la menopausia.

Diferentes tipos de píldoras

Existen diferentes tipos de píldoras. Las diferencias radican en el principio activo, la dosis y la toma. La forma más generalizada de píldora es la píldora combinada, llamada así porque combina estrógenos y progestágenos. En la mayoría de los países, la píldora solo se puede adquirir con receta médica. Tras una consulta personal con la mujer, el ginecólogo decide si la píldora es adecuada para ella y cuál es el tipo de píldora más indicado.

Diferentes combinaciones de los ingredientes activos

Cada preparado se diferencia de los demás por su composición y dosis de las sustancias activas. Todas ellas contienen hormonas sexuales sintéticas. Su efecto es comparable al de las hormonas sexuales que produce nuestro organismo. Funcionan como portadoras de información, o “mensajeras”, y su misión es controlar el ciclo reproductivo. La mayoría de las píldoras anticonceptivas actuales son preparados combinados (“píldoras combinadas”) que contienen dos tipos de hormonas: estrógenos y progestágenos. Prácticamente todas las píldoras combinadas contienen dosis diferentes del estrógeno etinilestradiol. Se emplean diferentes variaciones y dosis de los progestágenos. Son los principales responsables del efecto anticonceptivo.
La llamada minipíldora es una excepción: únicamente contiene progestágenos, pero para garantizar el efecto anticonceptivo, en la mayoría de los casos, se tienen que tomar estrictamente dentro de una misma franja de tiempo delimitada. Muchas de las mujeres que utilizan la minipíldora presentan un perfil de sangrado inaceptable, lo que ha hecho que esta forma de anticonceptivo no se haya llegado a popularizar, a pesar de haber estado disponible durante mucho tiempo. La minipíldora sin estrógeno constituye una alternativa, principalmente para las madres durante el período de lactancia y mujeres que no pueden tomar productos con estrógenos. Los efectos secundarios asociados al estrógeno (como la trombosis) difícilmente se producen con la minipíldora.

La píldora combinada Preparados monofásicos y multifásicos Pautas de toma Otros  
La píldora combinada de dosis bajas

Las primeras píldoras combinadas que salieron al mercado a principios de los años 60 contenían dosis relativamente altas de hormonas, pero esto se han ido reduciendo con el transcurso del tiempo. La mayoría de las píldoras combinadas que hay disponibles hoy en día contienen dosis bajas de alrededor de los 15 o 30 microgramos del estrógeno etinilestradiol.

La píldora combinada de dosis bajas

Las primeras píldoras combinadas que salieron al mercado a principios de los años 60 contenían dosis relativamente altas de hormonas, pero esto se han ido reduciendo con el transcurso del tiempo. La mayoría de las píldoras combinadas que hay disponibles hoy en día contienen dosis bajas de alrededor de los 15 o 30 microgramos del estrógeno etinilestradiol.

Preparados monofásicos y multifásicos

Se distingue entre los preparados combinados monofásicos y multifásicos. Los preparados más recetados son los monofásicos. Este tipo de pastillas activas contienen una proporción fija de un estrógeno y un progestágeno. Por el contrario, en las píldoras multifásicas, las dosis de estrógenos y progestágenos varían y es importante respetar la secuencia correcta de tomas. Para evitar confusiones, las pastillas de las diferentes fases se diferencias por colores distintos.

Pautas de toma: 21+7, 24+4 y 26+2

Aparte de por la dosis, las píldoras también se diferencian entre tres pautas de toma. El principio clásico de administración es 21+7, en el que la píldora se toma de forma diaria durante 21 días y se descansa (o se toman pastillas que no contienen principio activo) durante 7 días. Durante este período se produce el sangrado menstrual. El día 29º, la mujer vuelve a comenzar a tomar la píldora durante 21 días, seguidos de otro descanso o siete días de píldoras sin ingredientes activos, y así sucesivamente.

Una pauta nueva de administración es la de 24+4. En este caso, aunque se conserva el ciclo de 28 días, estos preparados tienen 24 pastillas activas y cuatro pastillas sin principio activo que se diferencian por el color. El sangrado menstrual se produce durante los cuatro días en los que se toman las pastillas que no contienen principio activo.

El preparado multifásico con un principio de administración de 26+2 tiene otra pauta con un modo similar de acción. En este caso, se toman diferentes dosis de hormonas todos los días durante un período de 26 días y las últimas dos píldoras no contienen sustancias activas.

Otros anticonceptivos hormonales

La píldora es el preparado anticonceptivo hormonal más conocido. Pero también hay otros anticonceptivos basados en hormonas y que contienen diferentes dosis hormonales. Estos otros métodos contienen una combinación de estrógenos y progestágenos (parches, anillos vaginales y algunas inyecciones) o solo progestágenos (algunas inyecciones, implantes y dispositivos intrauterinos). Solamente se pueden adquirir con receta médica.

La píldora

Para obtener más información sobre píldora haga clic aquí.

Tamaño de la fuente
- 1 2 3 +

haga clic para ajustarla

Bayer HealthCare Pharmaceuticals
Más información
  • Oral contraceptives in perspective
  • Benefits and potential side effects

Last updated: 2013